Tan sencillo

Es tan sencillo dejar de escribir
morder un lápiz
saborear su pintura amarilla
y escupir los trozos de versos.

Es tan sencillo un círculo
correr en círculos
descansar y doblar los dedos del pie
doblarlos hasta que truenen y griten improperios.

Es tan sencillo vivir
y morir es aún más sencillo
morir sin sabor en la boca
sin dolor en los dedos.

Es tan sencillo morir
que me da miedo
miedo de ser juzgado por estos versos
por haber planeado mi entierro.