Tu cuerpo

Hurga en el destino de las calles ansiosas
en la hierba que aplastas y que recoges con los dedos
hasta explotar en una carcajada tan erótica como tu boca.

Hurga en los recovecos de mi piel
mientras yo hurgo en tus ojos y en tus cejas
mientras me pierdo en la locura que es hurgar tu cuerpo y amarte.

11260392_10152913466637339_4901116287511190296_n

El escape

Escapemos ya de nosotros mismos
de nuestro reflejo en el espejo
del aliento fétido a rosas
y de nuestros labios naranja
escapemos de nosotros mismos
de nuestros muslos adheridos
de la condición de ser humano arraigada
de nosotros mismos y de nuestros placeres
escapemos tan sólo un ratio
hasta que el olvido nos acompañe
y nos deje seguir viviendo.

Volver a enamorarnos

Para cuando regrese la lluvia nos habremos amado tanto
que deberíamos de empezar de nuevo;
a conocernos
a maravillarnos de nosotros mismos
a desentrañar nuestros gustos
nuestras manías
nuestras voces al oído.

Para cuando regrese la lluvia
nos habremos amado tanto que
deberíamos empezar a enamorarnos de nuevo
a fascinarnos de nuestros chistes
de nuestras locuras
a mirarnos a los ojos con más brillo que nunca
a enamorarnos del tiempo que hemos recorrido.

Con cada día de lluvia
que el ciclo comience
para amarte todo lo que te amo
y un poquito más.

infinito-eternidad-reloj-arena