Esas gentes

Hay gentes que van y vienen
las hay con ideas claras
tan claras
que su vida resuelta previamente es tan aburrida
las hay como yo
con miles de mañanas inciertas.

Hay gentes
a las que no les gusta lo que fui
ni lo que soy
tampoco les gustará lo que seré mañana.

¿Y quiénes son?

Hay gentes como yo
con mañanas inciertas
mi ropa no será la misma
mi sonrisa será otra
y mis letras…
esas han sido de hoy
pero seguirán siendo del ayer.

Anuncios

Caballos grises

Americo Hume 

Los dedos me mienten
dicen que galopan caballos grises en el cielo,
no los veo
no los siento
ni los oigo también.

Los números sirven para atizar más al fuego
y cocinan los espasmos de mi vientre,
los dedos me siguen mintiendo
malditos estos
que no saben de mis penas.

Dicen que galopan caballos grises
con jinetes sin montura
y uno que otro sudor,
caballos que van al sur
a donde los inviernos
no son como los de aquí
son más crudos
bautizados con nombres mortales.

Ya nada es como antes

Ya nada es lo que era
las calles son mis zapatos
los aviones….
a los aviones los odio porque alejan amores
los relámpagos los contaré a la par de otras manos
la fotografía ya tiene otra sonrisa
las nubes no hacen cosquillas
las cosquillas son producto de las manos amables
el café, ¡hum! él es otro
aunque fiel está presente en mis mañanas
y en mis noches de insomnio
un abrigo que ya no es de mi talla
un pañuelo con miles de llantos que pertenece a la basura
ya nada es como antes
ni siquiera el pronunciar tu nombre
se han borrado muchos recuerdos
y los que aún persisten
de esos..
de esos me encargo yo.

a1c7c-cheloveka_sidyaschego_za_stolom_1886

Un último segundo

Se detiene el mundo y todo termina
la brisa no mejora
y un gélido roce en mis mejillas
me invade en escalofríos
ya no existen
ni el amor
ni el odio.

Se cierran mis ojos y todo en un suspiro termina
ya no se estremece mi cuerpo ante tu presencia
se detiene mi alma
da un respiro reposando al lado tuyo
y te admira.

Un último suspiro y todo termina
deseo un sorbo de aroma
de las flores y del café por las mañanas
y suplico
que éste no sea mi último segundo
y que mi alma no me abandone.

 

60fc1-etereo

 

 

Pérdidas (Mario Benedetti)

   El pasado es una colección de silencios, pero hay partículas calladas, irrecuperables provincias de mutismo, albas y crepúsculos que quedaron ocultos, más allá de ese horizonte tan poco hospitalario; tallos que nunca más se expandirán en rosas, oscuras golondrinas que se aclararán en uno que otro vuelo.
       Lo perdido tuvo color pero ahora es incoloro. Los latidos del gastado corazón invaden nuestra noche, pero el insomnio actual tiene otra partitura. Lo perdido es también un par o dos de labios que probaron el sabor de los míos, y que ahora tan sólo puedo besar en mi memoria.
    Lo perdido es la luna redonda que yo hacía ovalada en mi retina y el firmamento con estrellas que ahora es apenas un cielo raso azul.
       Todo se va borrando, todo pasa a ser sombra y vacío. Y el obligado acabose no nos ayuda a hallarlo.