Algunos

Algunos adoquines hambrientos vomitan pestañas
destrozan potreros por donde pastan las olas
desnudan pies que sacuden sus sombras
se alimentan de venas ruidosas que quieren morir.

Algunos elefantes entran en tus sueños y rebanan cebollas,
algunas aves migran a tu cielo clonando gemidos.

Algunas luciérnagas juegan con tu espalda
y envidian tus pecas
algunos números nunca mueren.

Algunas piezas del rompecabezas duermen contigo
mientras dan mordiscos a tus pupilas,
algunos mortales
solo algunos
huelen a sudores ajenos.