Paraíso

Un humo intenso de sequía
roba las bendiciones que usan cuchillos
rebanando mercados y antenas.

Una ventana calla
mientras evolucionan los gritos
esos que matan pestañas
y reposan sobre escaños adoloridos y enfermos.

Un angel llora atardeceres ajenos
y tritura monumentos con su boca
atiza estrellas
y se limpia las manos en sus ropas.

Anuncios

Dime

Dime que envejeceré contigo
que en las madrugadas frías estarás a mi lado
que morirás a tiempo para irme contigo.

Dime que si pierdo la memoria
tú me recordarás quién eres cada segundo
dime que dormiré tranquilo en tus brazos
y que nuestra sonrisa será eterna.

Dime que aunque mis ojos sean grises
me amarás como el primer día
que eres la estrella que soñé siendo niño.

Dime y te digo
que no soltaré tu mano
hasta el último día en esta Tierra.

Ancianos - Foto: Rónald Gamboa

Miserias

Hay miserias con forma de oveja y escalera
amigos que te odian
barcos que se esconden detrás de la puerta
hay palabras que quizá te arrullen
y cortinas de látex en la boca.

Hay peleas que apenas empiezan
y bombillos que se anclan en las pupilas
hay miserias que te bautizan
hay teléfonos colgados en los bolsillos
que cantan y escupen.

Hay dolor
miedo
hay caminos definitivos
caminos
que te llevan a la miseria.

Letreros con huellas

Hoy hay lluvias de sal
que deshacen esqueletos de madera
esos que cuelgan en los armarios
y se perfuman con evangelios.

Hoy hay letreros con huellas
y espantos que adornan pestañas
codos que gritan
y neblinas que caben en una bolsa.

Hoy sobran los cuellos rebanados
las monedas en el piso
hoy nacen bestias con rodillas
y anclas que fabrican voces
y escupen espaldas.