Domingo

A esta hora comienzas a odiar al domingo
por dejarte vacío y con amagos de lluvia
comienzas a odiarlo en sus rostros
en el abandono de las horas
la noche te hace llover suspiros
mientras recuerdas sonrisas mañaneras
y la paz con que despertaste
a esta hora
terminas de odiar al domingo
que se viste de negro
de lunes
y cambia el ceño de tu cara
a esta hora
sabes que te despides
y mañana con el alba
tu nuevo amigo te hará levantar furioso
regalándote quizá una mañana con lluvia
o un café sin estrellas.

Vivir de nuevo

Dejo atrás tus islas
esas en las cuales ya mi bote no embarca,
dejo atrás mi cenicero
en el que apagamos los cigarros de la lujuria.

Dejo atrás la terminal de buses,
en la que nació una despedida con llanto,
dejo atrás la dependencia de tu sonrisa
para vivir, para morir, para vivir de nuevo.

Amanecer

Hoy solo estoy aquí
tratando de retener a las olas
esas que te traen sueños y locuras que ya no son.

Hoy mi libertad al amor pone cerrojos a mi mundo
y muero
junto a un fiel abrigo que me acompaña
dependiendo del frío para despertarme.

Hoy, seguiré robando pedacitos de recuerdos
que se despeñan y que son llevados por el viento
sin poder vencer al olvido
hoy
amanezco detrás de mis pupilas.

Hoy
seguiré robando destinos
despertando cada vez más de madrugada
revisando besos agendados en mayo,
viendo bailar tu sombra en mis paredes.

La Espera

Aquí estoy
mirando hacia el horizonte que me cega
esperando verte venir bajo la lluvia
con tus pasos apresurados
fabricando destinos entre los charcos.

Aquí estoy
frente a mi ventana
recorriendo las calles con mi mirada
esperando verte llegar
desdoblando esperanzas
buscando en mi bolsillo llamadas perdidas

Aquí estoy
recorriendo las calles con mi mirada
aquí donde quizá acá estaré por siempre.

1095108_150345168497192_1891782292_n

Al menos

Al menos trato de remover lo que tortura a mi ojo
de recordar donde dejé mis llaves por última vez
de no dormir con  los zapatos puestos
al menos lloro debajo de mis sábanas sin que te percates

Al menos llevo un alma
y me columpio con mi mente en blanco
le sonrío a la lluvia y no la maldigo.
al menos duermo
aunque sea con una sonrisa robada