Si me da el amor

Y si me da el amor que me de hoy y no mañana
que no mendigue botones de calculadoras desgastados
y que se siente junto a mí.

Si me da el amor que no rebase por la izquierda
que suba escaleras delante de mi
y que me mate con una metralla de sonrisas.

Si me da el amor que olvide contar mis años
y que me deje vivir
loco hasta mi muerte
que desgaste los botones de mi celular.

Y si me da el amor
que no me prevenga
que toque con sus nudillos mi puerta y me sorprenda
directo a los ojos.

Si me da el amor
que venga en telegrama y con tu perfume
que me haga despertar de madrugada
para sonreír
y saber que no es un sueño.

Dedicatoria (en mi cumpleaños)

Dedico este día
a la vida
a la tierra que me vio nacer
a los segundos que me robo el sueño
a los amigos
a las letras que lo dicen todo
a los labios enamorados
a los llantos bien logrados
y a los recuerdos de mis abuelos
a mis mascotas
a los dientes de leche que perdí de niño
a los sueños vividos entre peñascos y cafetales
a los dulces diciembres de regalos
Dedico este día a la música
al placer de oír tú relato
a los ojos que escudriñan estas letras
a tu sonrisa inesperada
a los veranos en mi pueblo
a lo aprendido
a lo maravilloso de mi profesión
a las imágenes eternas de una fotografía
Dedico mi día especialmente
a mi Padre y a mi Madre
a los años de su constante cuido y preocupaciones
a mis hermanos y hermanas
a mi sobrinos y sobrinas
ellos me arrancan sonrisas de alegría
a los amigos que han partido
a mis dedos inquietos sobre el teclado
al  café que me acompaña
a tu dulce voz
Dedico este día
y todos los días que me restan
a las sonrisas sinceras
a lo que te pueda enseñar
al cansancio que me vence
a las batallas vencidas 
a los ratos de soledad
a la felicidad que me embarga
al placer de cocinar y compartirlo contigo
Dedico mi día
a la mañana que se asoma tímida
a esta tarde de vientos furiosos
a la noche que viene en camino
al pecado
a tus saludos
al perdón sincero
Dedico tu día y mi día
al alma que acompaña a mi cuerpo
a los años que me han regalado
al mundo
Mis padres
tu voz a mi lado
miradas atentas
mis pies
mis manos
el amor
mi mente
la felicidad.

Mi Noviembre

Comienza mi noviembre
aquel que siempre me hace tiritar de frío
me arranca una lágrima
y se ve como el humo
un aniversario fortuito e incómodo
en el que vas bordando tristezas
y ásperos recuerdos de veranos vencidos.

Se derrumba mi noviembre
y con él mis ansias de bordear tus fronteras.

Extraño a los noviembre menos crudos.

Se detiene tu noviembre y se cruza con el mío
da los once pasos que necesito para celebrar mi tristeza
y terminar todo con un simple soplo al fuego y un deseo.