El final que yo mismo comencé

Estoy vivo
pero apenas puedo respirar
y levanto una plegaria
a un dios en el cual apenas creo
Me cuesta conciliar el sueño
mientras tu
duermes profundamente
algunas veces pienso en
dejar de respirar
No se que hacer
mis palabras sangran
y recorren cada rincón de mi alma
cada esquina de mi espacio
Creo que es el final
el mismo que yo mismo comencé
algunas veces no aprendemos de nuestros errores
pero que más da
no hay otra opción
Siento la lluvia sobre mi
desvaneciéndose
llevando al final del pasillo
viéndote dormir
Anuncios